PANAMA QUERERTE 9

26 de Septiembre de 1981

Querida abuela:

Esta semana comence la escuela. Me tengo que levantar todos los dias a las 6:30. Para alivio mio, no tengo que usar pantalon corto como habia temido. Aun asi, me siento raro. Soy el unico con vellos en los brazos. El uniforme es de color azul y la escuela se llama Primer Ciclo Panama. Esta en un barrio que se llama Bella Vista y me recuerda al Parque de los Cocos por las palmeras que tiene en las aceras de cada lado de la calle.

Como puedes imaginarte, el primer dia es el mas dificil para adaptarse. Sin embargo, me gusta. Despues de pasar el portico, uno se encuentra con un patio central donde hay arboles frondosos que ofrecen sus majestuosas sombras. A un costado esta la capilla Catolica y del otro, la biblioteca. El edificio cuenta de dos pisos llenos de salones de clases. Nada desagradable paso y me siento mas relajado. Las materias se me estan haciendo faciles, principalmente Matematicas, ya que muchas de las lecciones ya yo las habia aprendido en Cuba. A veces me da verguenza que la profesora me elogie por lo bien que hago los problemas que ella presenta. Nadie sabe el por que de mi ventaja y no quiero decirles, quiero seguir siendo uno como los demas, aunque ella me use como ejemplo para animar a los otros.Todos se llevan bien conmigo hasta ahora y han visto que no me las doy de que se mas, etc.

Una de las clases que mas me gusta es la de Historia. El profesor tiene un estilo peculiar que parece que estuviera hablando de eventos recientes, cuando en realidad esta hablando de los antiguos griegos, egipcios, israelitas y otros. Cuando sale del salon, yo hago reir a mis amigos, imitandolo. Luego tambien tenemos clase de Religion, Musica y Arte, que tambien me interesan.

Por lo demas, estoy aprendiendo las rimas de Becquer, los poemas de Ruben Dario (de los que nunca habia oido mencionar alla) y una poesia llamada Patria de un poeta que se llama Ricardo Miro y que le dedico a este, su pais. No puedo evitar las lagrimas cuando la leo a solas. Aqui te la mando:

Oh patria tan pequena, tendida sobre un istmo

donde es mas claro el cielo y es mas vibrante el sol,

en mi resuena toda tu musica, lo mismo

que el mar en la pequena celda del caracol!

Revuelvo la mirada y a veces siento espanto

cuando no veo el camino que a ti me ha de tornar.

Quiza nunca supiese que te queria tanto,

si el Hado no dispone que atravesara el mar!…

La patria es el recuerdo… Pedazos de la vida

envueltos en jirones de amor o de dolor;

la palma rumorosa, la musica sabida,

el huerto ya sin flores, sin hojas, sin verdor.

La patria son los viejos senderos retorcidos

que el pie, desde la infancia, sin tregua recorrio,

en donde son los arboles antiguos conocidos

que al alma le conversan de un tiempo que paso.

En vez de estas soberbias torres con aurea flecha,

en donde un sol cansado se viene a desmayar,

dejadme el viejo tronco donde escribi una fecha,

donde he robado un beso, donde aprendi a sonar.

Oh mis vetustas torres, queridas y lejanas,

yo siento las nostalgias de vuestro repicar!

He visto muchas torres, oi muchas campanas,

pero ninguna supo, torres mias lejanas!,

cantar como vosotras, cantar y sollozar.

Oh patria tan pequena que cabes toda entera

debajo de la sombra de nuestro pabellon;

quizas fuiste tan chica para que yo pudiera

llevarte por doquiera dentro del corazon!

Cada vez que la leo me siento algo raro en el alma que no se explicar.

Hasta la proxima. Te quiere tu nieto que no te olvida. Saludos a todos.

Papon

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s