PANAMA QUERERTE 8

2 de septiembre de 1981

Querida abuela:

Como estan por alla? Espero que esten bien. Aqui pronto quieren que empieze la escuela. Mis padres no quieren que siga perdiendo tiempo porque para cuando lleguemos a Miami, no voy a saber ni las tablas. No quieren que me atrase. A mi me preocupa que me vayan a poner en un grado anterior al que me corresponde. Tambien ahora que tengo 13, y estoy lleno de vellos por todos lados,me temo que los demas se burlen de mi apariencia. Parezco un hombre lobo. Ya se lo que me vas a decir: “el hombre es como el oso, mientras mas velludo, mas hermoso”. Eso quizas funcione alla, pero aqui nadie de mi edad tiene tantos pelos en las piernas, brazos, pecho…Aqui a las muchachas les gustan los tipos como Rocky (Sylvester Stallone) o mi heroe, Bruce Lee. Yo quisiera ser como ellos, pero aunque hago ejercicios a mi no me salen los musculos por ningun lado. Todavia cargo la barriga de cuando era chiquito.

Aunque mi papa me advirtio para que no lo hiciera, me afeite todos los vellos hace unos dias. Dice el que ahora me van a salir mas y mas fuertes. Con el no se gana nunca, siempre es lo que el dice. El no esta en mis zapatos: ir a una escuela nueva, con otra cultura y costumbres, con el acento cubano que me delata e identifica rapido, vellos en brazos y piernas, dientes grandes y espejuelos (anteojos como les dicen aqui). Miro el espejo y veo al Profesor Chiflado de Jerry Lewis. En otras palabras, el blanco perfecto (ademas de mi color blanco, que aqui es la minoria). Temo como voy a responder.

Te acuerdas de mis primeros dias de secundaria alla? No quiero tener que pelear otra vez para defenderme y hacer un escandalo como el de aquella tarde en el anfiteatro, cerca de la escuela. Ahora estoy en otro pais que no es el mio, como huesped. No debo portarme mal…pero tampoco puedo dejar que venga ningun bravucon con su pandilla a tratar de abusar y lucirse como aquella calurosa tarde. Tuve que imponerme al miedo y dar el primer golpe, como mi papa tantas veces me habia mostrado, aunque despues pagara las consecuencias. Todavia me acuerdo de las amenazas que me gritaban los de su grupo: “Vas a ver a la salida!” y la pregunta tonta de mis “amigos”: “Vas a pelear a la salida?” Cuando llego las cinco de la tarde, la turba se amontonaba para presenciar la masacre en el circo romano. El guapeton habia traido a su primo, mas fuerte que yo, para que peleara conmigo. Yo segui caminando sin detenerme. Sabia que me iban a llamar cobarde, pero no quise pelear. Todavia no me explico como pude salir ileso, atravesar la multitud, y llegar a casa. Queria ocultarlo todo de ustedes, pero ya se cernia sobre mi lo que me esperaria en los dias siguientes. Tu detectastes la camisa con unas manchitas de sangre, que orgullosamente no eran mias, y entonces fue cuando mi papa y mi tio partieron hacia la escuela a persuadir a los mataperros. Nunca supe lo que les dijeron al oido, segun mi papa, no fue nada agradable. Jamas se metieron conmigo nuevamente.

Ahora no se que me espere aqui. Ya te contare.

Tu nieto que te quiere,

Papon

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s