PANAMA QUERERTE 5

18 de mayo de 1981.

Querida abuela:

Despues de lo que te conte la semana pasada, mis padres decidieron cometer un pecadillo, secreto de familia. Esto que te voy a contar no lo pueden saber las tias de Miami porque nos moririamos de verguenza. Mis padres compraron un televisor chico blanco y negro, portatil que parece un casco de astronauta (es redondo) con dos antenitas en la parte de atras. Con el dinero que ellas nos mandan separaron una parte sobrante y lo compramos. Ya estabamos cansados de mirarnos las caras y las paredes de nuestro apartamento.

La Tremenda Corte
Anibal de Mar y Leopoldo Fernandez “TresPatines”

Te cuento que no nos despegamos de su pantallita. Por primera vez vimos a Tres Patines y La Tremenda Corte. Parece que esos son programas que se grabaron en Mexico y otros paises de Latinoamerica en los 60’s cuando estos dos comediantes cubanos salieron de alla. Mi papa se rie como un bobo con los personajes que alli aparecen. Ademas de Tres Patines, el disfruta uno de un actor que hace de argentino llamado Patagonio Bandoneon y que cuando el Juez lo llama, dice: “A la voz de aura…primera!” Tambien estamos viendo otra comedia americana de la decada de los 50’s doblada al castellano llamada Lucy, que esta casada con un cubano que se llama Ricky Ricardo y las cosas que hace ella son de locos. Por otro lado, por las noches ponen unas miniseries muy buenas. Comenzamos a ver una que se llama Hombre Rico, Hombre Pobre. A lo mejor la ponen alla.

Aunque ahora tenemos ese entretenimiento, mis padres siguen con su ansiedad y preocupaciones siempre. Mi mama tiene dolor en las manos y en las rodillas, parece que es artritis. A mi me dan dolores de cabeza casi diarios. Fuimos al doctor y me dijo que debo cambiar la dieta de cosas que me pueden causar esto: jugo de naranja, maiz o sodas hechas de maiz. Dice el primo de mi papa en una carta que debemos buscar ayuda espiritual, ir a una iglesia, cualquiera que sea. Ya fuimos a una evangelica como el, hace poco, y a mi papa no le gusta. Dice que le recordo a las consignas de alla y que el no quiere comprometerse con nada mas en la vida, ni quiere tener obligaciones con nada, ni con ningun lider. Eso es porque en el culto gritaban:” Quien vive?” y todo el mundo respondia: “Cristo!” y luego: “Y a su nombre?” “Gloria!

Cerca de donde vivimos hay una iglesia Ortodoxa Griega. Creo que vamos a ir alli un dia de estos, aunque nosotros no seamos ni ortodoxos, ni griegos. Ya te contare.

Hasta la proxima, te quiere

Papon.